Partimos del principio de que en toda empresa existen diversos procesos de producción, los cuales deben ser entendidos y comprendidos por todos los miembros de la empresa, dado que el éxito o el fracaso de ellos, indica la supervivencia de la empresa como tal.

Sin embargo, el concepto exacto de un proceso de producción es referido al conglomerado de actividades orientadas a la transformación de recursos o factores productivos en bienes y/o servicios, como es lógico intervienen recursos como la información, tecnología, personas, bienes, herramientas, maquinarias, insumos, productos terminados, etc.

En forma concreta, un proceso de producción es un sistema de acciones que se encuentran relacionadas entre sí y cuyo objetivo no es otro que el de transformar elementos, sistemas o procesos. Para ello, se necesitan unos factores de entrada que a lo largo del proceso, saldrán incrementados de valor gracias a la transformación.

Como podemos observar del concepto expuesto anteriormente, las personas, bienes y recursos, son los que desarrollan un proceso necesario para cumplir con el objetivo de toda la operación y más aún si es un proceso importante o principal en la gestión.


El proceso puede fracasar si las personas, recursos o bienes son afectados de alguna manera, las situaciones podrían ser:

  • Mala operación.
  • Accidentes.
  • Robo, hurto de materiales.
  • Fraude.
  • Sabotaje.
  • Incendios, desastres naturales.
  • Cyber ataques.
  • Deslealtad de los empleados.

Todo el listado de daños generados a la empresa, son mayormente ocasionados por problemas, fallas, descuidos, desconocimiento, incompetencia, ausencia, malas costumbres, mala actitud, incumplimiento de procedimientos internos o externos, tales como:


  • Acoso laboral.
  • Deshonestidad.
  • Mal trato y resentimiento del personal.
  • Pobres medidas de protección.
  • Pobre preparación y entrenamiento del personal ante contingencias.
  • Pobres medidas de seguridad industrial.
  • Ausencia de controles administrativos, logísticos, inventarios.
  • Abuso de ordenadores e información.
  • Acoso sexual.
  • Cultura inadecuada.
  • Clima laboral inadecuado.

Todas las situaciones descritas anteriormente, generan daños y son de entera responsabilidad de la empresa ante la ausencia de políticas adecuadas de protección del equipo de trabajo y el principal responsable es el dueño de cada proceso.


Reiterando que el proceso productivo es el conjunto de tareas y procedimientos requeridos, que realiza una empresa para efectuar la elaboración de bienes y servicios. También puede entenderse como una serie de operaciones y procesos necesarios que se realizan de forma planificada y sucesiva para lograr la elaboración de productos.

La responsabilidad de los dueños del proceso básicamente es:


  • Responsabilidad sobre el proceso (definición, adecuada implantación, desempeño, medición, análisis y mejoras)
  • Liderazgo.
  • Supervisión y Dirección mediante el ejemplo.
  • Enfoque al cliente y compromiso con el SGC.
  • Retroalimentar al Representante de la Dirección sobre áreas de oportunidad en relación al desempeño del SGC o la metodología utilizada por el asesor.

Podemos concluir que todas las situaciones comentadas anteriormente son de entera responsabilidad del dueño de cada proceso y por ende de toda la empresa, principalmente por no crear una cultura de control y respeto al patrimonio.


Es aquí en donde aparece la función del responsable de seguridad patrimonial que es auditar, asesorar y detectar. Vale la pena aclarar que es muy complicado gestionar un sistema de protección patrimonial sobre el campo de los responsables del proceso, pues son ellos los que conocen sus recursos y demás medios, más aún si las amenazas pueden impactar su propio proceso, por ello los responsables del patrimonio deben ser principalmente los encargados.

un proceso de producción es un sistema de acciones que se encuentran relacionadas entre sí y cuyo objetivo no es otro que el de transformar elementos, sistemas o procesos. 

Herbert CALDERON Alemán​

Especialista e investigador en seguridad

Ponte en contácto con nosotros para un análisis de riesgo en tu empresa